Inicio 3 de Febrero Tres de Febrero: La seguridad, otra vez, en el ojo de la...

Tres de Febrero: La seguridad, otra vez, en el ojo de la tormenta

825
0
Compartir

Nuevamente, queda al descubierto la inoperancia que en muchas situaciones tienen la policía y los fiscales. Alejandro, vecino del distrito, denunció el robo que sufrió su madre hace tres meses, pero, a pesar de presentar pruebas y tener identificados con nombre y apellido a los delincuentes en cuestión, aún no han emitido la orden de detención.

El episodio ocurrió el 8 de enero, en una vivienda ubicada en Tronquist, entre Dante y Bermúdez, en la localidad de Santos Lugares. Los propietarios se habían ido de viaje el sábado por la mañana y un grupo de malvivientes aprovechó esa situación. Entre otros objetos, se llevaron televisores, DVD, celulares, consolas, dinero en efectivo, alimentos y joyas que alcanzan casi los 250 mil pesos.

En los videos de cámaras de seguridad privada, se puede observar cómo desde el sábado mismo habían circulado por la zona, quizás con intenciones de investigar o de dejar todo preparado para el día siguiente. El domingo por la noche, casi en la madrugada del lunes, rompieron la puerta, saltaron a la terraza y destruyeron un vidrio por donde pudieron ingresar.

“Eran tres tipos. Hay dos que los reconocemos porque son vecinos. Uno vivía a cuatro casas de acá y otro a la vuelta”, comentó Alejandro, quien agregó que su hermana es amiga del hijastro de uno de ellos, con el que justo estaba hablando mientras regresaba. “Ella le comentó al pibe que ya estaban llegando, ahí ellos salieron de raje y no volvieron a entrar más”.

Asimismo, explicó que, cuando su familia arribó al domicilio y se percató de lo que había sucedido, se dio una situación indignante. “Los mismos sujetos, uno con el mismo pantalón, pero sin la campera y el otro vestido igual, volvieron y le dijeron a mi mamá que ellos no habían visto nada. Entraron con ella para ver si ‘los chorros’ no estaban adentro. O sea, unos hijos de p… porque eran ellos”, sostuvo.

Ese mismo día ratificaron la denuncia en la Comisaría 3° de Santos Lugares, pero recién el miércoles se acercó la policía a pedir las cámaras de seguridad. Por otro lado, Alejandro afirmó que tardaron mucho en hacer los allanamientos, por lo que los malvivientes ya no estaban en el lugar y mucho menos los objetos robados.

“El jefe de calle, un tal Jonathan, tenía que recaudar información y, en 20 días, lo único que presentó fueron 2 fotos de donde rompieron. Encima, ya las había sacado, pero como las perdió, debió volver. Por eso, la fiscal decidió apartarlo del caso a él y a la Comisaría de Santos Lugares. Le dio el caso a la DDI de Caseros. Hay pruebas de todo, pero todavía no dan la orden de captura”, indicó el damnificado, que agregó que hasta los propios vecinos comentaron que estaban vendiendo las cosas que les habían quitado.

Fuente: www.n3f.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here