Inicio San Isidro San Isidro: Rolón asumió como Presidente en el Concejo

San Isidro: Rolón asumió como Presidente en el Concejo

537
0
Compartir

Terminó la votación donde se aprobó la Rendición de Cuentas y sorpresivamente Andrés Rolón pidió la palabra. Entregó un pedido de sesión especial para cambiar las autoridades del cuerpo luego de un breve cuarto intermedio. Tenía la firma de convocatoria de 9 concejales del oficialismo, de los massistas Beccar Varela y Juan Medina, y de los peronistas Juan Ottavis y Fabián Brest. Así, el intendente Posse logró desplazar de la presidencia al histórico dirigente radical Carlos Castellano. Un acuerdo que se tejió durante días fuera de San Isidro.
Se usó el efecto sorpresa, terminada la sesión donde se aprobó la Rendición de cuentas de gastos del ejercicio 2017. La fecha de tratamiento había sido llevada al límite para ganar tiempo y sellar el acuerdo.
Tras un cuarto intermedio, donde el ex presidente Carlos Castellano había desempatado con su voto la aprobación de los gastos de la gestión de Posse 2017, se procedió al cambio en un clima de muchísima tensión y pocas veces visto en un recinto que hasta diciembre del año pasado siempre fue muy tranquilo y previsible.
La devolución de gentilezas de Posse se hizo esperar casi seis meses. El intendente recurrió al jefe del peronismo bonaerense, Gustavo Menéndez, para lograr los votos del presidente del PJ local Fabián Brest y el de Juan Ottavis. Ambos concejales mostraron caras largas y se los vio compungidos por votar a favor de la iniciativa del Intendente. La militancia kirchnerista, muy exaltada, tuvo un fuerte cruce con el edil massista Beccar Varela, quien junto a Medina también terminaron votando el cambio de autoridades.

El concejal Juan Ottavis justificó la postura del bloque apelando “a la institucionalidad en todos los ámbitos donde participa el Peronismo de la provincia, y por expreso mandato de sus máximas autoridades”. Además recordó que uno de los escaños de autoridades pertenece al Peronismo, pero que renunciaban al cargo por disconformidad con la moción presentada por Fontanet.

En realidad fue un acuerdo sellado durante semanas entre Posse y Menéndez, con la supervisión de la propia gobernadora María Eugenia Vidal, quien comprendió que durante seis meses la gobernabilidad de Posse estuvo complicada por haber sesionado en minoría. El ministro de Gobierno bonaerense Federico Salvai ofició de lobbista e intermediario.
Fuente: La Noticia Web

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here