Inicio Pilar Pilar: Después del escándalo y el repudio, ahora la persecución

Pilar: Después del escándalo y el repudio, ahora la persecución

197
0
Compartir

La fiesta que funcionarios del gobierno de Ducoté hicieron en el Cenotafio de Malvinas, el monumento que recrea el cementerio de Darwin, donde se encuentran los argentinos caídos en la guerra, sigue sumando capítulos.

Después de las fotos y los videos que circularon, en donde se veía cómo la propia subsecretaria de Tránsito y Transporte -Claudia Guerrero- y miembros de su equipo convertían este espacio de memoria en una fiesta de alcohol y reggeatón; y de la indignación de toda la comunidad pilarense, comenzó la persecusión en el Municipio. Se supo que, tras las escandalosas repercusiones por la fiesta, esta semana, una Guerrero fuera de sí, convocó a una reunión a los miembros de su área y después de un exhaustivo cuestionario para intentar encontrar al responsable de haber filtrado las imágenes, quiso secuestrarles los teléfonos a sus empleados, y hasta pidió que se le mostraran galerías de imágenes y contactos.

 

 

 

 

 

 

 

Pero ya era muy tarde. El fin de fiesta ya estaba declarado para la funcionaria de Cambiemos. No solamente en las redes sociales se criticó su falta de respeto; además, por estos días ex combatientes y veteranos de guerra se expresaron mediante un comunicado en donde manifestaron su rechazo a lo ocurrido: “Repudiamos el accionar de funcionarios del gobierno de Nicolás Ducoté en el Cenotafio de Malvinas. Dicho monumento, es un espacio dedicado a la memoria, el respeto y el reconocimiento a los caídos en la guerra y el hecho de que haya sido utilizado para hacer una fiesta de trabajo nos ofende y preocupa”, dijeron desde la Asociación Civil Soldados Continentales Gesta Malvinas Pilar.

También se expresó la Asociación de Veteranos de Guerra de Pilar quien, a través de su presidente, Roberto Gerpe, aseguró que lo ocurrido “causó mucho dolor, indignación y bronca”.

Desde la Defensoría del Pueblo de Pilar, Juan Pablo Trovatelli, su presidente pidió sanciones para los participantes de la fiesta.

Así, lo que comenzó como un festejo terminó en doble enojo: tanto de la comunidad pilarense como de los propios municipales, quienes de querer agasajar a su subsecretaria pasaron a cuestionar su polémico accionar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here