Inicio Destacados Piden preventiva para el asesino de Hurlingham

Piden preventiva para el asesino de Hurlingham

536
0
Compartir

Diego Loscalzo (35) masacró a toda una familia pero jura que no recuerda nada. Solo pantallazos entre los que jamás aparecen las escenas donde asesinó a su novia, la policía Romina Maguna, ni a los otros cuatro familiares de ella que mató en un ataque que duró 20 minutos y 19 tiros. Lo último que aparece en su memoria, asegura, es el paisaje nocturno de Hurlingham, y él a bordo de su moto hasta que se cae y se lastima. Luego la imagen de una TV en una terminal de ómnibus que cuenta la noticia de la muerte de su novia y más tarde la aparición de varios policías que suben al micro donde él estaba y le ponen las esposas. Pero del momento del horror, nada. “Dicen que maté a toda mi familia, pero no me acuerdo”. Con esa frase, que pronunció el miércoles ante la fiscal Paula Hondeville, el hombre habrá pensado que podía zafar de la condena perpetua que le espera.

Pero no. Una fuente judicial consultada puso un ejemplo sobre las posibilidades de que el asesino no reciba perpetua: “Hay más chances de que Messi juegue un Mundial para Brasil”. Loscalzo se encamina al juicio -y a la condena- con muchísimas pruebas en su contra. Hace 32 días el hombre disparó contra Maguna, y contra otras ocho personas, entre las que estaban la madre de ella, Juana Paiva, y dos hermanos de la mujer, Vanesa y José Eduardo. Mató a ellos tres y a Darío Díaz (esposo de Vanesa) y provocó el aborto de un bebé que iba a nacer al día siguiente, hijo de José Eduardo. Ahora, el asesino declaró por primera vez ante la Justicia, pero lejos de la culpa, apeló a la amnesia. Ni lloró ni se mostró arrepentido; sólo repitió varias veces ante Hondeville que no tiene registros de la masacre en su memoria.

“¿Qué quiere que le diga?”, le preguntó el miércoles el asesino a la fiscal, quien desde esta semana está alojado en el penal de máxima seguridad de La Matanza (ya estuvo en Melchor Romero y en Magdalena). “Estábamos por cenar, estaban Romina y Uriel (el hijo de ella, que le pidió por favor que no lo matara) y Cintia (López Gotta, sobreviviente) y me puse a hacer cuentas y balances. Tengo muchas deudas y poco dinero y eso me puso mal. Después no recuerdo más nada, sí que era de noche, iba en la moto y me caí”, contó sin ninguna manifestación de angustia.

Fuente: www.24con.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here