Inicio Pilar Indignación en Pilar porque Ducoté perdona $4.000.000 a vecinos de Los Lagartos

Indignación en Pilar porque Ducoté perdona $4.000.000 a vecinos de Los Lagartos

16730
0
Compartir

La noticia de que el Intendente Nicolás Ducoté estableció, por decreto, eximir al barrio cerrado Los Lagartos Country Club del pago de $4.000.000 en impuestos -perdonándoles la Tasa de Servicios Generales- provocó la indignación de los vecinos de Pilar.

Es que la medida del jefe distrital no hizo más que acentuar las dos realidades opuestas que se viven en el distrito: la de los adinerados vecinos de los barrios cerrados y la que sufre la gente en el interior de las localidades.

Pero lo cierto es que Ducoté le perdonó, a uno de los barrios privados más pudientes del distrito, el pago de las tasas por el territorio correspondiente a su cancha de golf y sus dos canchas de polo.

“La plata que Ducoté le perdona a esta gente podría haberse invertido en los centros de atención primaria, que se vienen abajo. Ni gasas tenemos en la salita de y hace unas semanas tampoco había médicos. Lo triste es que cuando le pedimos respuestas el Intendente dice que no hay presupuesto”, mencionaba una vecina. “Estas son las cosas que demuestran para quién gobierna este Intendente. A los que no nos alcanza nos persigue con el Veraz y a los que les sobra, les perdona deudas”, sumó otro desde las redes sociales.

Los reclamos de los vecinos también fueron por el lado de las escuelas. Es que en la última semana más de 30 edificios tuvieron que cerrar sus puertas por problemas de infraestructura. “Llevamos semanas pidiendo una solución. Nuestros hijos perdieron días enteros de clases porque Ducoté dice que no tiene plata para pagar los arreglos. ¿Te imaginás todas las cosas que se podrían hacer en las escuelas con esos $4.000.000?”, dijo, indignada, una mamá de Lagomarsino.

Contrario a las intenciones del jefe distrital de Cambiemos, que pretendía que su decisión pasara desapercibida, la medida de Ducoté tomó más revuelo del esperado en la comunidad local. Según retratan los vecinos en sus reclamos, son muchas las necesidades que hay en Pilar como para que el Intendente se dé el lujo de perdonar impuestos. Y peor fue el enojo cuando se supo quiénes eran los eximidos y por qué. Sucede que, además, cuando se le pidió a Ducoté condonar el pago de esta misma tasa a comercios, clubes u otras instituciones que no llegan a pagar sus tarifas, el Intendente se negó diciendo estar “preocupado por la baja recaudación” y reconociendo que el municipio había encendido su “luz amarilla”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here