Inicio 3 de Febrero Empleadas de la línea 144 denunciaron a Vidal y a la mujer...

Empleadas de la línea 144 denunciaron a Vidal y a la mujer de Diego Valenzuela

497
0
Compartir

La Línea 144, que está a cargo de María Eugenia Vidal y Daniela Reich, la mujer del intendente Diego Valenzuela, quedó en el ojo de la tormenta debido a una grave denuncia que efectuaron las profesionales que la atienden. Estas personas, que orientan a las mujeres que sufren violencia de género, reclaman porque ven sus derechos como trabajadoras vulnerados.

En estos últimos meses, estas operadoras denunciaron una situación de “precarización laboral” que no fue escuchada ni por la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires ni por Reich, que ocupa el cargo de Subsecretaria de Género y Diversidad Sexual y es presidenta del Consejo Provincial de las Mujeres de la Provincia de Buenos Aires.

Según especificó 24con, las mujeres reclaman el pase a planta permanente, salario igual a la canasta familiar y condiciones dignas en el área de trabajo que comparten con la Policía Científica. “Somos 70 operadoras que atendemos unas 32 mil llamadas por mes: un promedio de 21 por día en turnos de 6 horas con un descanso total permitido de 50 minutos”, contó Verónica Misseri.

Esta línea se creó en el 2008, dentro del Programa de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia (AVM), que es dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos. En ese momento, eran comunicaciones derivadas desde el 911. Luego, pasó a ser una línea exclusiva para el territorio bonaerense y comenzó a funcionar a mediados de 2016, a partir de la gran demanda.

Según agregó este medio mencionado previamente, existe un 92% de personal en condiciones de precariedad laboral, debido a que hay tres modalidades de contratación sin estabilidad: planta transitoria, contratos para monotributistas y tercerizados. “Los contratos tienen una duración de 3 meses, con demora de 2 meses para poder cobrar y además se encuentran contratadas por medio de la empresa Provincia Net, con la figura legal de empleadas de comercio”, relató la delegada.

Asimismo, se notificó que los salarios van desde los 13 mil pesos y que, quienes atienden los fines de semana, directamente están bajo la línea de indigencia ya que cobran $6.450. En los últimos meses, reclaman que Reich, la mujer de Valenzuela, se ocupó de su campaña para Senadora Provincial, por lo que sostienen que no escuchó estas quejas.

“Es un trabajo duro y desgastante. Es imposible aislarse de tanto dolor y violencia”, indicó Verónica que lleva casi una década escuchando este tipo de testimonios. A raíz de esto, muchas trabajadoras sufren depresión, problemas auditivos, dolores estomacales, insomnio, ataques de pánico y trastornos psicológicos. El espacio de trabajo es como un call center, ubicado en el centro de La Plata, que se mantiene en secreto por seguridad.

Luego de ingresar al sistema, proceden a atender a mujeres que llaman para expresar su problemática. Una vez finalizada la comunicación, elaboran un informe con los datos más importantes. “Para comer y para ir al baño tenemos 50 minutos en total”, añadió Verónica. “No se tiene en cuenta si quedamos en crisis después de alguna llamada, si necesitamos aire o un tiempo para recomponernos y volver a atender otro caso que puede ser similar o peor”, concluyó.

Fuente: n3f.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here