Inicio Pilar El Concejo Deliberante aprobó la rendición de cuentas 2016

El Concejo Deliberante aprobó la rendición de cuentas 2016

564
0
Compartir
El Concejo Deliberante aprobó ayer por mayoría la rendición de cuentas 2016, la primera de la gestión del intendente Nicolás Ducoté. Fue con el acompañamiento de la mayor parte de los bloques opositores que, de todos modos, hicieron fuertes críticas a la administración municipal, con los números como argumento.
La subejecución de partidas, el alto impacto del gasto administrativo por sobre lo destinado a obras y servicios, y la distribución de la carga tributaria, fueron los principales ejes de los cuestionamientos.
El oficialismo, en tanto, defendió la prolijidad de los números y mostró el incremento de gasto en áreas clave, como seguridad, salud y acción social. El bloque del Frente Pilarense, de los concejales Federico Achával y Santiago Laurent, votó en contra, mientras que el interbloque justicialista lo hizo dividido: Juan Pablo Roldán se opuso; Marcia Gonzáles y Marcela González acompañaron, mientras que Juan Luna y Sebastián Pérez se abstuvieron.
En tanto, el massismo y el resto de los unibloques peronistas votaron para aprobar el expediente.
La principal crítica surgió de los primeros datos del expediente, compuesto por miles de fojas. Los ingresos de 2.767 millones de pesos, con un gasto de 2.133 millones a fin del ejercicio revelan un ahorro de 634 millones. Un monto al que los bloques de la oposición le encontraron distintos usos posibles en el marco de un distrito con necesidades evidentes.
Desde Cambiemos, la concejal Claudia Zakhem fue encargada de defender la gestión de los recursos. Indicó que el 29% fue a Salud; 14,46% a Servicios; 10,25% a Obras Públicas y, sobre todo, destacó el 5,5% para Desarrollo Humano, que venía de un promedio histórico del 3%.
A la vez, junto a su par Juan Manuel Quintana, reiteraron que los fondos que quedaron como excedente fueron dineros llegados de Nación y Provincia, con afectación a fines específicos, y que ingresaron sobre el final del año, sin tiempo para completar los procesos administrativos previos a la ejecución de las obras.
“Pilar no puede darse el lujo de tener superávit. Necesitamos que se ejecute el gasto y no que se acumule el dinero y se piedra el poder adquisitivo por la inflación”, acicateó a su vez el peronista Roldán, para justificar su voto negativo.
Achával, del Frente Pilarense, se preguntó si “es el equilibrio fiscal el objetivo de un estado Municipal”. “No se puede rendir cuentas de lo que no se hizo”, lanzó, y aseguró que “la realidad de los barrios muestra un estado ausente”.
El massista Osvaldo Pugliese, a su vez, sostuvo que “este Concejo nunca le negó una herramienta al gobierno” y advirtió que “será los ciudadanos los que evalúen con su voto si las políticas fueron efectivas”.
Tras la votación de ayer, el expediente será remitido al Tribunal de Cuentas provincial, que hará su análisis contable antes de definir si lo aprueba definitivamente.
Fuente: www.pilaradiario.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here