Inicio Pilar Continúa el debate en el Concejo por la Reforma Tributaria

Continúa el debate en el Concejo por la Reforma Tributaria

472
0
Compartir

Los funcionarios del área económica del Municipio volverán hoy al Concejo Deliberante para dar las explicaciones técnicas de un proyecto clave: la reforma fiscal que impulsa Nicolás Ducoté.

En rigor, se trata de dos expedientes separados: por un  lado, la ordenanza tributaria y por el otro la fiscal, de acuerdo al modelo de los gobiernos nacional y provincial, según explicó el subsecretario de ingresos municipales, Juan Carlos Mairano.
El funcionario adelantó que “el ordenamiento fiscal es totalmente nuevo”. Entre las claves, está la regulación de los procedimientos de fiscalización, y un capítulo entro dedicado a los derechos de los contribuyentes.

De todos modos, el mismo Mairano admitió que “el gran cambio es en la tasa de Mantenimiento de la Vía Pública”, el ex ABL. De hecho, volverá a cambiar de nombre: ahora se llamará Tasa de Servicios Generales.
Este aspecto de la reforma se hizo en conjunto con técnicos la Universidad de Buenos Aires (UBA), en el marco del nuevo código de planeamiento urbano.
Entre las claves del cambio, Mairano adelantó que “12 mil partidas se van a encontrar con que les disminuye el impuesto”.
Esto, dijo, se debe a  que se están unificando las valuaciones por manzana, “porque antes dos vecinos iguales pagaban diferente por no tener las valuaciones actualizadas”.
Para esta reforma, se actualizaron las valuaciones para las más de 140 partidas de Pilar. Algunas no tenían cambios desde 2004.
Ahora, Mairano adelantó que los nuevos valores fiscales serán entre un 50 y un 60% del valor de mercado de los inmuebles. Pero para evitar que los cambios redunden en aumentos impagables, se “bajó el tope de aumento del 150% actual al 75%, y la alícuota pasa del 12 por mil a 6,5 por mil”.
En ese marco, Mairano anticipó que el 40% de los contribuyentes “va a pagar menos de 150 por mes y a más del 60% el aumento no superará los 75 pesos” mensuales. De todos modos, hoy dará mayores precisiones a los ediles.

Respecto al nombre de la tasa, que la asemeja más a un impuesto a que una contraprestación específica, Mairano señaló que “hace más de 10 años, los servicios del Municipio dejaron de ser alumbrado, barrido y limpieza. Damos salud, seguridad, educación. Es más difícil hacer una división de los servicios, son generales que es la denominación con la que nos acercamos más”.

En cuando a la tasa de Seguridad e Higiene, que pagan empresa y comercios, Mairano adelantó que se actualizan las escalas pero no se tocan las alícuotas. Se crea un régimen de pequeños contribuyentes y no habrá aumento para monotributistas.

Por otro lado, se reducirá a la mitad la tasa de activos fijos, que grava la incorporación de capital, un tributo cuestionado por las empresas. El compromiso del gobierno es eliminarlo totalmente en tres años.

 

Fuente: pilardiario.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here