Inicio Pilar Pilar: crecen los reclamos a Ducoté por seguridad

Pilar: crecen los reclamos a Ducoté por seguridad

200
0
Compartir

A pocos días de que el bailarín Hernán Piquín fuera asaltado, y de que declarara que quiere irse de Pilar a vivir a España por miedo a los robos; ayer otro hecho de inseguridad conmocionó al distrito que gobierna el macrista Nicolás Ducoté. Se trata del asesinato de Carlos Moriggia, el padre de la concejal de Cambiemos Carla Moriggia, quien fue atacado ayer al mediodía en su comercio.

El hecho suma un motivo más de terror para los vecinos del municipio de zona norte, que desde hace meses reclaman por seguridad. Y aunque el Intendente insiste con decir que Pilar está fuera de peligro, la sangre fría sigue. Los esfuerzos de Ducoté por lanzar comunicados de prensa afirmando que los índices de delito vienen cayendo o por sacarse fotos recorriendo el distrito junto a funcionarios del área de Seguridad de Nación y Provincia, no están surtiendo efecto. Todos los intentos del Intendente, incluso el anuncio con bombos y platillos que esta semana hizo por la llegada de 30 nuevos efectivos de la Policía Bonaerense, quedan apocados por una realidad cada vez más dura.

La muerte del hombre de 52 años, que ayer murió después de recibir un balazo en el tórax, es una muestra más del problema que se vive. Y en este caso, además, afecta directamente a alguien del propio espacio de Nicolás Ducoté. Carlos Moriggia era el padre de Carla Moriggia, quien ocupa el cargo de concejal y presidenta de la Juventud de Cambiemos de Pilar.

El hecho se convierte en un argumento más de los vecinos al pedido de seguridad que vienen haciéndole al Intendente. Es que cada vez es más común escuchar que en Pilar los delincuentes acuchillan o amenazan con armas de fuego a la gente para quitarles una bicicleta, dinero o un celular. Y los pilarenses tienen miedo. Así le pasó a Hernán Piquín; así le ocurrió también hace pocas semanas a un padre que fue asaltado en la puerta del colegio Verbo Divino o a una madre mientras llevaba a su hija al jardín y fue amenazada por un hombre que iba armado. “Ni llevar a los chicos tranquilos al colegio podemos”, declararon los vecinos, que asegura que seguirán insistiendo en su pedido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here